¿Cómo ser un consumidor responsable?

consumo-responsable

Cada vez más estamos más concienciados con nuestro entorno y los ciudadanos, antes de elegir un producto para meterlo en el carro, investigamos qué es lo que hay detrás, convirtiéndonos en consumidores responsables. Valoramos cosas que no atañen sólo al producto en sí, sino que tenemos en cuenta otros aspectos antes de decantarnos, la ética entra en juego y se valora desde el comportamiento de las empresas con sus empleados, hasta el impacto ambiental, pasando por la transparencia.

Intermón Oxfam nos da algunas claves para aprender a consumir con responsabilidad:

  1. Pensar antes de comprar y sólo consumir lo necesario

Pararse a reflexionar antes de adquirir un producto y meditar con calma si realmente lo necesitamos o no. Puede resultar de gran ayuda elaborar una lista antes de acudir al lugar de compra, de esta forma es más sencillo evitar que la publicidad pueda llegar a influirnos creándonos una serie de necesidades superfluas y también de esta manera será mucho más fácil no dejarse llevar por los impulsos a la hora de comprar. Siguiendo en esta línea, también hay que valorar la opción de intercambiar, reutilizar o reparar antes de reemplazar un producto.

  1. Dar prioridad a productos ecológicos, de proximidad y de comercio justo

Es obvio el hecho de que un consumidor responsable siempre dará prioridad a productos ecológicos y de proximidad, ya que cuanto menor sea el transporte del producto, menor contaminación se emitirá a la atmósfera. Mención aparte tendríamos que hacer del comercio justo, una iniciativa que promueve la venta de artículos elaborados, normalmente de manera artesanal, por pequeños productores que se encuentran en países en vías de desarrollo.

  1. Adquirir productos reciclables

Otra característica que valora mucho un consumidor responsable a la hora de adquirir un producto es que éste pueda ser reciclado y tengo una vida más allá de su periodo de utilización. Por esto mismo siempre hay que evitar los productos desechables (pañuelos de papel, cubiertos de plástico…) ya que tienen un gran impacto medioambiental.

 


Comentarios están cerrados