Descubre qué son los residuos peligrosos y cómo se clasifican

La acumulación de residuos se ha convertido desde hace unos años en uno de los principales medioambientales, el hecho de que no se le proporcione una segunda vida a los desechos ha provocado cambios en los diferentes ecosistemas del planeta. 

Dentro de las diferentes clasificaciones que podemos hacer de los residuos, en el día presente queremos hacer referencia al grupo de los más peligrosos para que así conozcas como esta tipología supone un riesgo para la salud y/o el medio ambiente.

La clasificación de los residuos peligrosos depende de la normativa local, que es la que debe seguirse a la hora de gestionarlos. No obstante, existen algunas pautas generales que son comunes:

-Residuos  tóxicos: estos residuos, que pueden ser orgánicos o inorgánicos, son aquellos que pueden ser venenosos. Pueden venir de distintas industrias como fábricas de metal o la construcción, entre otros.

-Residuos inflamables: estos residuos son especialmente sensibles al calor y arden con facilidad.

-Residuos  radioactivos: en esta categoría entran todos aquellos desechos que emiten radiación. Pueden venir de la industria química o centrales energéticas, entre otros.

-Residuos explosivos: son residuos que, si no se tratan adecuadamente, pueden provocar explosiones. Los más conocidos son la dinamita o la pólvora.

Como puedes apreciar, la incorrecta gestión de este tipo de residuos puede ocasionar consecuencias nefastas como por ejemplo, aquellos residuos que sean inflamables puede provocar incendios, los residuos corrosivos pueden dañar materiales o el medio ambiente, los desechos tóxicos pueden causar problemas de salud, etc. 

Para su manejo es necesario tener claro dos puntos fundamentales: la formación y las herramientas. Es decir, en primer lugar, que solo lo podrán hacer aquellas personas que tengan la formación adecuada para ello. Esta es la mejor forma de evitar que se puedan gestionar de manera irresponsable. Por otro lado, para poder llevar a cabo esta actividad será necesario contar con ropa o equipamiento que prevé que el residuo peligroso pueda suponer una amenaza para la persona que lo maneja y su entorno.

Cada tipo de residuo requiere pasar por procesos diferentes: pueden ser incinerados, enterrados o, si es posible, reciclados. Dado que cada tipo de residuo se trata de manera distinta para evitar cualquier consecuencia negativa. Es importante recordar que los residuos peligrosos no deben depositarse en los contenedores para residuos genéricos (contenedor amarillo, azul, gris, verde), sino que deben encargarse de ellos empresas especializadas en su gestión.


Comentarios están cerrados