El agua también se recicla

 

 

agua-reciclada

Estamos acostumbrados a reutilizar y reciclar una serie de materiales, como el papel, el vidrio y los plásticos, sin pensar en que hay muchas otras cosas a las que les podemos dar más de un uso, por ejemplo el agua.

El caso es que la reutilización de aguas residuales urbanas es una práctica cada vez más extendida en países áridos, ya que en estas zonas los recursos hídricos son escasos. Hoy en día, este tipo de aguas son consideradas como recursos hídricos alternativos, sobre todo en las zonas litorales donde las aguas depuradas no se reincorporan al ciclo hidrológico sino que se vierten al mar. Por otro lado, en las zonas de interior, la reutilización de aguas residuales no genera nuevos recursos, pero sí puede servir para liberar recursos convencionales para usos prioritarios como el abastecimiento de agua potable, que requiere una calidad más elevada del agua.

La manera en que podemos reciclar o reutilizar el agua pueden ser los siguientes:

Riego: cultivos agrícolas, parques y jardines, cementerios, cinturones verdes, campos de golf…

Reutilización industrial: refrigeración o alimentación de calderas.

Usos urbanos no potables: zonas verdes, lucha contra incendios, sanitarios, aire acondicionado, lavado de coches, riego de calles…

Otros usos: acuicultura, limpieza de ganado, fusión de nieve, construcción, eliminación de polvo…

En la Comunidad Valenciana la empresa Hidraqua se dedica a la gestión del ciclo integral del agua, y anualmente reutiliza 25 millones de metros cúbicos de agua depurada y los usa para regar parques y jardines o baldear calles. Una cantidad de agua que equivale a unas 10.000 piscinas olímpicas.

Esta compañía explica que «la reutilización de agua depurada evita destinar a esos usos agua potabilizada, lo que supone un ahorro para los abonados y un mayor respeto al medio ambiente». Hidraqua subraya su «interés» por la utilización de los avances tecnológicos para «emplear nuevas fuentes de energía y por mejorar constantemente la calidad en el servicio» y ha informado de que el nivel de eficiencia de las redes de abastecimiento de agua de Hidraqua y sus empresas participadas está en torno al 85%, «lo que indica un aprovechamiento muy alto de este recurso natural». La compañía ha destacado que esta cifra se ha conseguido gracias a nuevos sistemas, como la sectorización y la informatización de las redes.

 

 


Comentarios están cerrados