El tratamiento de los residuos en la gestión empresarial moderna

reciclajesavi0

La estrategia medioambiental de una empresa es el resultado de someter la corporación a análisis y cuyo objetivo final puede ser la reducción de costes, alcanzar una mayor eficiencia a lo largo del proceso productivo, obtener ventajas competitivas (diferenciándose de la competencia y mejorando así su imagen de marca).

En la actualidad, la gestión empresarial busca tanto la reducción de desechos a la hora de la producción como la minimización de su impacto medioambiental. En esta línea, a la hora de diseñar un producto también se piensa en qué ocurrirá con él cuando llegue el final de su vida útil, transformándose en un desecho. Por lo que la gestión y el tratamiento de los residuos se convierte en algo fundamental, que buscará la valorización de estos desechos reduciendo también el impacto medioambiental.

En definitiva, de lo que se trata es de que el ciclo industrial se cierre. Es decir que los desechos generados al final del ciclo puedan ser aprovechados y reincorporados al sistema de producción, minimizando así al máximo el problema de los residuos. De hecho la Ley de Residuos 22/2011 plantea la prevención en la generación de residuos, y su preparación para la reutilización y el reciclado.

El diseño de los productos se basa en el ecodiseño, evitando el despilfarro de recursos naturales y la emisión de contaminantes en el proceso de producción, en la distribución, la utilización y el fin del producto como desecho. Por lo tanto, la estrategia partiendo del ecodiseño debería orientarse en términos de prevención hacia los objetivos de reducción de materiales en origen y de gestión de los residuos.


Comentarios están cerrados