Elimina el plástico de tu cocina

La convivencia con el plástico lleva instaurada en nuestras vidas más de lo que debería y, aunque cada vez más tenemos una mayor conciencia sobre las desventajas de su uso hacia el planeta, es inevitable que en mayor o menor medida continuemos empleándolo. 

Uno de los motivos que da explicación a esta situación es el empleo de este material en el sector alimenticio. Las grandes cantidades de plástico que recubren a los productos o los propios envases hechos en su totalidad por plástico no son bueno aliados para evitar la contaminación.

Por eso, en el día presente te traemos una serie de consejos para ayudarte a reducir el consumo de plástico en tu cocina, sustituyéndolo por otro tipo de materiales, esperamos que te sean de gran ayuda:

-Bolsas de algodón reutilizables

Estas bolsas de malla ligera, están hechos para durar, aguantan hasta 10 kilos y puedes darle multitud de utilidades, bolsas de alimentos, frutas, verduras, bolsas de playa, bolsas de juguete… Se lavan fácilmente en la lavadora.

-Tápers de vidrio

Estos tápers de vidrio son ideales para almacenar hierbas y salsas, y comidas para llevar. Son aptos para el congelador y la tapa es de plástico libre de BPA.

-Bolsas de silicona platino, reutilizables

Estas bolsas de silicona con cremallera son a prueba de fugas. Pon un sándwich allí y sé feliz, o úsalos en el congelador para conservar fruta por ejemplo.

-Botella libre de BPA

Esta es una solución brillante al problema de las botellas de plástico. Estas botellas libres de BPA son super resistentes y aptas para guardar tanto líquidos fríos como calientes.

-Botella de vidrio

Es fácil comprar una botella de agua de plástico cuando la necesitas, pero, ¡es perjudicial para el medioambiente! Elige uno para ti (y uno para su familia y amigos) para que puedas mantenerte hidratado sin dañarte a ti, a tu familia o a nuestra Madre Tierra.

-Táper de acero inoxidable, a prueba de fugas

Este recipiente reutilizable a prueba de fugas de 700 gramos está hecho de acero inoxidable apto para alimentos, y el separador extraíble te permite guardar un plato principal y un bocadillo para que los más pequeños lo lleven al cole o de excursión. (La tapa está hecha de plástico, sin embargo, lo que podría ser un factor decisivo si optas por el 100% libre de plástico).

-Cubiertos de viaje de bambú

Estos cubiertos de bambú livianos resuelven el problema de coger la comida a la carrera y sentirte culpable por todos los cubiertos de plástico. También son aptos para el lavavajillas, pero si los lava a mano, tendrán una vida útil aún más larga. Además, del extra visual de la bolsita tan mona donde se guardan.


Comentarios están cerrados