La campaña Camino del Reciclaje se amplía con el objetivo de proteger el entorno natural y evitar la basuraleza

La Xunta de Galicia y Ecoembes han puesto en marcha una nueva edición de Camino del Reciclaje, el proyecto ambiental que busca que los peregrinos que recorren el Camino de Santiago puedan separar y reciclar los distintos residuos de envases que van generando durante cada etapa, evitando así la basuraleza, de la que ya hemos hablado en este blog.

El elemento central de la campaña Camino del Reciclaje son los albergues, donde se facilita al peregrino las herramientas para poder reciclar y evitar la basuraleza. En Galicia se ha logrado la implicación de 222 ecoalbergues, esta cifra llega en el conjunto de España a los 453, al considerar los de Castilla León, Galicia, Cantabria y La Rioja, donde también se desarrolla el proyecto.

En la edición pasada, entre los meses de junio y octubre se logró reciclar más de 146 toneladas de envases solo en Galicia, lo que supuso un 45% más que en 2017. De modo más concreto, los peregrinos depositaron 40.194 kg en el contenedor amarillo y 106.126 kg en el azul.

Una de las novedades más significativas de esta edición es la Compostela del EcoPeregrino, que nace con el objetivo de dar visibilidad al compromiso de los peregrinos con el reciclaje y el cuidado del medio ambiente. Es por eso que cada caminante que suba a Twitter o Instagram una foto de su Compostela del EcoPeregrino con tres sellos (que podrán obtener, al igual que la Compostela, en los albergues participantes durante los meses de junio a octubre), se plantará un árbol en una zona de Galicia.


Comentarios están cerrados