La prevención de residuos, prioridad en la agenda de Sogama

semana-europea-prevencion-residuos

Del 19 al 27 de noviembre tendrá lugar la Semana Europea de la Prevención de Residuos (EWWR), que este año ya alcanza su VIII edición. En esos días una serie de países europeos desarrollarán acciones de sensibilización encaminadas hacia la utilización racional y sostenible de los recursos, así como la reducción, reutilización y reciclado de los desechos.

Este evento quiere dar a conocer la gestión jerárquica de los residuos, marcada por el principio de las tres erres, contemplando la recuperación energética de la fracción no reciclable y relegando el vertedero a último lugar por su nocivo impacto sobre el medio ambiente y la salud.

Lo que se busca con la Semana Europea de la Prevención de Residuos es básicamente coordinar las diferentes acciones de comunicación, además de desarrollar una serie de herramientas de divulgación adaptadas a cada grupo objetivo (colegios, empresas, administraciones, asociaciones y ciudadanos individuales), así como promocionar jornadas temáticas de prevención.

Entre algunas de las acciones desarrolladas por Sogama, siguiendo esta línea de prevención de residuos, hay que destacar el caso de la edición del recetario de cocina “Para repañar o prato!”, que incluye diferentes menús a partir de sobras de comidas, reduciendo el desperdicio de alimentos. Además, la web www.aproveitatedoquechesobra.es da a conocer la problemática que a día de hoy representa la elevada generación de desperdicios de alimentos y sugiere formas de amortiguarla, proporcionando una serie de consejos y recomendaciones orientadas al consumidor final.

Por otro lado, Sogama está llevando a cabo un programa de compostaje doméstico, al que se han adscrito más de 200 entidades (ayuntamientos, centros educativos y colectivos sociales) entre las que ha repartido más de 6.000 compostadores. Con ello se pretende promover la implantación del compostaje doméstico en las viviendas unifamiliares que dispongan de huerto o jardín, permitiendo recuperar la materia orgánica y transformarla en compost, un abono natural de alta calidad y valor fertilizante. Los restos orgánicos representan el 40% de la composición de la basura, si se reciclasen en los propios hogares, se evitaría su depósito en los contenedores convencionales, lo que se traduciría en interesantes beneficios ambientales y sociales, así como en una reducción de costes.


Comentarios están cerrados