Recomendaciones para una cuarentena más ecológica

La situación en la que nos encontramos ha provocado que comiencen a reducirse los niveles de contaminación atmosférica, acústica e incluso lumínica en diferentes puntos del mundo. En contraposición, esos niveles de contaminación se han trasladado a cada uno de nuestros hogares, dado que estos se han convertido en los espacios en los que nos encontramos las veinticuatro horas al día. 

Por este motivo y para poder evitar la continuación de la contaminación y, por tanto, la pérdida de sostenibilidad de nuestro planeta, en esta ocasión de traemos una serie de consejos para que tu confinamiento sea más ecológico. Debemos tener presente que aunque nos encontremos en esta situación no debemos dejar a un lado nuestro compromiso de cuidado hacia el medio ambiente. 

-Reciclar. Puede resultar el más obvio pero también uno de los más importantes. De manera que si lo hacemos podremos conseguir una disminución del 95% del consumo de energía para fabricar nuevos envases. Con este gesto además podremos frenar los efectos del cambio climático, reducir las emisiones de CO2 o la sobreexplotación de recursos naturales.

-Aprovechar la luz natural. Con la llegada de la estación floral nuestras horas de luz aumentan, lo que puede ser una gran oportunidad para reducir nuestro consumo energético. Puedes emplear el día para hacer las tareas que no impliquen encender las luces.

-Apagar los aparatos electrónicos. El foco del entretenimiento estos días se centra en los aparatos electrónicos como televisores, ordenadores, videoconsolas, etc. Aunque son un gran aliado para pasar las horas, es muy importante apagarlos cuando no los estemos usando ya que, si no lo hacemos estaremos desperdiciando un elevado nivel de energía.

-Deposita cada residuo en su contenedor. El confinamiento también puede ser una gran oportunidad para comenzar a reciclar. Es de vital importancia depositar los residuos de manera correcta en cada uno de los contenedores. Envases y latas, al contenedor amarillo; vidrio al verde; papel y cartón va al azul; el orgánico al marrón y, el resto, al gris o naranja.

-Consumo responsable de agua. El agua es otro recurso al que debemos prestar especial interés para evitar desperdiciarla. Entre una de las cosas que puedes hacer para evitarlo se encuentra aprovechar el agua fría que sale antes de la ducha para llenar un cubo y regar con él las plantas, que reducen los niveles de CO2. 


Comentarios están cerrados