¿Sabes qué es el ecodiseño?

Ecodesign

Podríamos definir el ecodiseño como aquel diseño que considera acciones orientadas a la mejora ambiental del producto o servicio en todas las etapas de su ciclo de vida, desde su creación en la etapa conceptual, hasta su tratamiento como residuo. Es decir, que el ecodiseño no sólo se preocupa por lo útil y estéticamente atractivo que puede ser un objeto, sino que además se cuestiona su impacto ambiental.

Silvia Barbero y Brunella Cozzo desglosan en su libro Ecodesign una serie de criterios para hacer ecodiseño.

  1. Reducción material

Proyectar un producto teniendo en cuenta la optimización tanto de materiales como de energías. De esta forma se reduce la utilización de recursos y también las emisiones en el ambiente.

  1. Diseño por desmontaje

En el futuro, cuando el producto sea reciclado, previamente ha de desmontarse. Por lo que hay que evitar formas y sistemas que dificulten los procedimientos de desmontaje, así como hacer reconocibles los materiales de los distintos componentes para que puedan ser fácilmente identificables y reutilizables o reciclables.

  1. 3. Monomaterialidad o materiales “bio”

Utilizar un solo material simplifica tanto el proceso productivo como el del reciclado final. Además, el ecodiseño suele decantarse por el uso de materiales “bio” que pueden ser tanto naturales como derivados de productos naturales.

4. Durabilidad

El empleo de formas y materiales duraderos son unos de los principios básicos del ecodiseño, ya que un objeto es más respetuoso con el medio ambiente cuanto mayor sea su vida útil.

5. Multifuncionalidad, reutilización y reciclaje.

-Un producto multifuncional es aquel que sin ninguna modificación puede utilizarse para varias funciones.

-Un producto reutilizable es aquel que mediante modificaciones formales o estructurales puede volver a ser útil.

-Un producto reciclable depende de los materiales con los que está fabricado, pues son estos los que prolongan su vida útil.

6. Reducción dimensional

Al reducir las dimensiones del objeto (con el consiguiente ahorro de material) se reduce el impacto medioambiental. Cuantos más productos podamos incluir en cada viaje, disminuirá las emisiones de CO2 por objeto.

 


Comentarios están cerrados