Salen a la luz dos proyectos para reciclar los residuos electrónicos

La acumulación de residuos provenientes de aparatos electrónicos es una realidad que comienza a ser una grave problemática. Además, dado la rapidez actual con la que nuestros aparatos electrónicos quedan obsoletos, parece necesaria la aparición de mecanismos que nos ayuden a reciclar este tipo de residuos, también denominados RAEE (residuos de aparatos eléctricos y electrónicos ).

En esta ocasión os traemos dos proyectos a los que se a sumado la delegación española de la plataforma europea de reciclaje (‘European Recycling Platform’, ERP). De esta manera, nuestro país participa como asociado y como socio, respectivamente, en KET4F-Gas y Recicla RAEE 3A. 

KET4F-Gas

Su objetivo es reducir el impacto ambiental de los gases fluorados con sistemas de tratamiento que siguen la “química verde” se recuperan los gases empleados en equipos de refrigeración y aire acondicionado para “reducir sus emisiones”. 

La razón de querer reducir este tipo de gases es que éstos colaboran de manera significativa en el efecto invernadero y su efecto en el calentamiento global es 23.000 veces mayor que el del dióxido de carbono. Como podemos ver son especialmente contaminantes, en concreto, las regiones del sudoeste europeo (área Sudoe) son  las más afectadas.

Recicla RAEE 3A

Pretende mejorar los niveles de recogida y reciclado de los RAEE en la Eurorregión Algarve-Alentejo-Andalucía y así “contribuir al desarrollo de la economía verde” en este espacio. 

Para poder conseguirlo la aplicación del proyecto se hará en tres fases: un diagnóstico cuantitativo de la situación en la región, otro cualitativo para recopilar opiniones y experiencias de los profesionales vinculados con la gestión de estos residuos, y el diseño de un manual de buenas prácticas que mejore el proceso en toda la cadena de valor. 

El presupuesto total de ambos proyectos ronda los 2,4 millones de euros, de los que 1,8 millones serán cofinanciados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional. 


Comentarios están cerrados