Todo lo que debes saber sobre los ecopuntos

Para implementación del reciclaje en nuestro día a día son necesarias una serie de herramientas que nos ayuden a poner en marcha esta práctica tan beneficiosa para nuestro planeta. Entre esas herramientas se encuentran los denominados ecopuntos, y si por si acaso te estás preguntando qué son y cómo funcionan, en esta ocasión te los mostramos. 

En primer lugar deberíamos definirlos. ¿Qué son los ecopuntos? Distintas organizaciones utilizan esta denominación para sus proyectos encaminados a una recogida selectiva de los residuos y su posterior reciclaje.

Seguro que el nombre de “puntos limpios” lo has leído en más ocasiones. Se trata de lugares donde podrás depositar residuos específicos (aceite usado, aparatos electrónicos, muebles, entre otras cosas), una vez haya acabado su vida útil y no puedas darles un nuevo uso. En algunas comunidades autónomas, esos puntos limpios reciben el nombre de “ecopuntos”.

Para conocer su localización de los ecopuntos, informarte sobre los residuos que aceptan y recibir más detalles al respecto debes acudir siempre a las autoridades locales. Así sabrás si puedes llevar cartuchos de tinta, aceite vegetal o cualquier otro tipo de residuos, ya que cada ecopunto se encarga de la gestión de determinados residuos.

De este modo se evita la acumulación de una cantidad de residuos demasiado grande, y asegurándote de lo que puedes depositar en cada localización evitarás desplazamientos innecesarios, algo especialmente importante si solo puedes moverte con tu vehículo particular, evitando contaminar. Además, existen algunos residuos que no se aceptan en estas instalaciones. Por ejemplo, residuos orgánicos, materiales radioactivos, residuos infecciosos, neumáticos, materiales explosivos, residuos sin identificar o sin segregar.

Queremos recordarte que este servicio de recogida de residuos es gratuito. Con esto se consigue que los ciudadanos no abandonen los desechos en la vía pública. Antes de dejar un ordenador, lavavajillas o mueble usado y fuera de su vida útil a la altura de la calle, piensa que estarás afectando al trabajo habitual de los servicios de limpieza cuando puedes ayudarles aprovechando un servicio sin coste. También existen puntos limpios móviles que se colocan en ubicaciones determinadas de las ciudades, permitiendo que los ciudadanos puedan depositar sus residuos dentro de los contenedores. Un buen truco es almacenar los distintos objetos de los que quieras deshacerte y tirarlos todos juntos, para aprovechar así el desplazamiento hasta el ecopunto.


Comentarios están cerrados