La Vuelta y Ecovidrio animan a los aficionados al ciclismo a reciclar vidrio

 

La organización de La Vuelta España y Ecovidrio lanzaron por cuarto año consecutivo la campaña ‘Recicla vidrio y pedalea’,que está teniendo entre sus principales novedades la participación de voluntarios ambientales que realizan recogidas de residuos en ocho etapas de la competición.

Según ambas entidades, el objetivo de esta acción es concienciar a todos los aficionados al ciclismo de la necesidad de cuidar el medioambiente y luchar contra el abandono de residuos en el medio natural.

Para llevar a cabo la campaña, Ecovidrio y ‘La Vuelta’ cuentan con la participación de Fundación Global Nature que ha sido la encargada de dar la formación a los voluntarios sobre cómo deben ser las recogidas.

Hasta 40 municipios se han unido a ‘Recicla vidrio y pedalea’y están sembrando de contenedores especiales de la campaña sus localidades. Los trofeos que están recibiendo los ganadores de cada etapa son de vidrio reciclado por los vecinos en estos contenedores.

El exciclista español y campeón del Tour de Francia 2006, Óscar Pereiro, es el embajador que acompaña durante toda la Vuelta esta iniciativa que aúna los valores del ciclismo y el reciclaje de vidrio.

La Vuelta, que celebra este año su 73º edición, cuenta con 21 etapas, pasa por un total de 46 puertos de montaña y recorre 3.271,4 kilómetros. La prueba española que comenzó el pasado 25 de agosto en Málaga concluirá el 16 de septiembre en Madrid.

El reciclaje de vidrio en España

Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada del reciclado de vidrio en España, registró un incremento de la recogida selectiva del 4%. Estos resultados constatan una tendencia ascendente y sólida de la concienciación ciudadana, así como la solvencia del modelo de contenedor, con un alto grado de reconocimiento y aceptación por parte de la sociedad.

El reciclado de envases de vidrio ahorra materias primas, energía, evita las emisiones de CO2 a la atmósfera y el aumento de residuos que van al vertedero, lo que constituye un elemento esencial de minimización de los efectos del cambio climático.

Cada vez que un ciudadano recicla 3 botellas de vidrio reduce en un kilo la basura que va al vertedero y se ahorra la suficiente energía como para cargar la batería de un Smartphone durante un año, poner tres lavadoras o lavar tres veces toda la ropa de una familia de cuatro miembros.

 


Comentarios están cerrados