Todos los envases de Lanjarón serán 100% plástico reciclado en 2025

Lanjarón tiene como objetivo ser una marca 100% circular en 2025, cuando todos sus envases serán 100% realizados en plástico reciclado. El compromiso con el medio ambiente está muy arraigado en la filosofía de la marca, que lleva décadas adoptando medidas en esa dirección. La sostenibilidad se ha convertido en uno de los pilares básicos de la marca. Su agua mineral natural proviene del Manantial Salud, situado en las cumbres de Sierra Nevada y desde hace muchos años, Lanjarón se ha tomado muy en serio la lucha para conservar la pureza de la naturaleza.

Lanjarón apuesta por la circularidad como la solución real para dar una segunda vida a los recursos y conseguir que vuelvan a formar parte de la cadena de valor. Porque una parte de lo que va al contenedor amarillo, se puede llegar a convertir en otra botella. El objetivo es ser una marca 100% circular en 2025, cuando todos sus envases serán 100% plástico reciclado. En 2018, Lanjarón ya sacó al mercado la primera botella compuesta por un 100% de plástico reciclado en su composición. Este envase también es 100% reciclable. Para asegurar mejor su ciclo circular, esta botella de agua adopta ahora un nuevo color transparente. Siempre con la idea de reducir al máximo el impacto medioambiental.

Además, en los últimos años, Lanjarón en su compromiso por proteger los ecosistemas naturales, la marca también ha impulsado distintas actividades para luchar contra el littering, el abandono de basura en entornos naturales. Por otro lado, Lanjarón está adherida al Decálogo del Ciudadano Contra las Basuras Marinas impulsado por AEBAM (Asociación Española de Basuras Marinas), que supone la adopción de una serie de buenas prácticas para contribuir al buen estado ambiental de mares, playas y océanos. Por otro lado, en colaboración con la ONG WWF, Lanjarón participa en el Proyecto Reconecta, que se dedica a buscar ideas innovadoras que fomenten iniciativas para crear ciudades más sostenibles y ayuden a preservar la naturaleza y el entorno.

Otro ejemplo de este compromiso por la sostenibilidad y el medioambiente es la puesta en marcha de Renueva, una planta de selección de envases en la provincia de Barcelona, junto a Ecoembes. En esta planta se recuperan envases para volver a generar nuevas botellas de Lanjarón con plástico reciclado. Además, en ella se imparte formación y trabajo a personas en riesgo de exclusión social.


Comentarios están cerrados