Ventajas del compostaje doméstico

compostdomestico

¿Has pensado alguna vez en compostar los residuos orgánicos en tu propio domicilio? Para empezar, lo recomendable es que el compostaje lo realices en tu lugar de residencia habitual y además debes disponer de una parcela de jardín o huerta, lo ideal sería que tuviese un mínimo de 50 metros cuadrados.

Mediante el compostaje (proceso de descomposición controlado al que se somete a los residuos orgánicos) a partir de los restos de la cocina y el jardín, se obtiene compost, una sustancia orgánica rica en minerales, nutrientes y microorganismos. En definitiva, se trata de obtener abono natural de elevada calidad en nuestra casa, sin utilizar productos químicos y sin gastos energéticos ni de mantenimiento, ahorrando en transporte y reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero.

El compost vendría a ser la versión acelerada del proceso de descomposición que en la naturaleza da lugar al humus, responsable de la calidad de los suelos gracias a las propiedades que ofrece: la riqueza de nutrientes, la correcta absorción de la luz y la humedad, la aireación y el drenaje.

Existe tres tipos de compostaje:

-compost industrial, se lleva a cabo en las plantas de compostaje

-compost colectivo o comunitario, es el que se practica en un espacio común, como pueden ser escuelas o jardines

-compostaje doméstico, es el que se realiza en el ámbito de la vivienda, en el jardín, la huerta o cualquier otro espacio adecuado.

Si todos los restos orgánicos que producimos en nuestras casas fuesen destinados al compostaje, se limitarían muchos de los problemas que en la actualidad causan los vertederos. Además, se obtendría abono de manera natural para el suelo. Es un hecho que alimentando el suelo con compost se cierra el ciclo de la materia orgánica, y se le hace más resistente a la erosión y más capaz de retener el agua de lluvia.


Comentarios están cerrados