Propósitos para un año nuevo más sostenible

 

Ahora que ya han pasado las fiestas navideñas, es tiempo de plantearse los propósitos para el año que acaba de empezar, y entre ellos debería estar la sostenibilidad, con el objetivo de avanzar con paso decidido hacia la economía circular.

Las tres erres (reducir, reutilizar y reciclar) deben convertirse en una prioridad. Consumir de una manera responsable, informada y consciente, dar una segunda vida a los productos y depositar cada desecho en el contenedor que le corresponde deben convertirse en gestos básicos. Como ya sabemos, si no hay una separación previa de los materiales en origen, el proceso de reciclaje se complica. Nunca viene mal hacer un pequeño recordatorio del destino de cada residuo: latas, briks y envases de plástico, en el contenedor amarillo; envases de cartón y papel, en el azul; envases de vidrio, en el iglú verde; y fracción resto, en el recipiente convencional.

La sostenibilidad también es llevar la propia bolsa de casa al mercado o el carrito de la compra de toda la vida… Consumir productos locales y de temporada es otra manera de ser más sostenibles, ya que se fomenta la economía de la zona y además se contribuye a disminuir las emisiones de CO2 propias de los desplazamientos a larga distancia.

Utilizar el transporte público también es una manera de ser más sostenibles, ya que de esta manera, además de minimizar los atascos, también se contribuye a la disminución de los niveles de contaminación.

Por otro lado, ahorrar en la factura de la electricidad y el agua también resulta fundamental. ¿Cómo? Aprovechar al máximo la luz natural, apagar las lámparas cada vez que salgamos de casa y sustituir las bombillas por unas de bajo consumo o led, mejor ducha que baño, llenar el lavavajillas y la lavadora, y utilizar programas de ahorro de energía.

En cuanto a la moda, apostar por productos fabricados con responsabilidad, con ética, con calidad y con grandes dosis de respeto medioambiental.

Además, debemos potenciar y reforzar la educación ambiental de mayores y pequeños, y servir de ejemplo para seguir manteniendo conductas respetuosas con el entorno y la salud.

 


Comentarios están cerrados